Noticia

2013-03-07

PODEROSAS PREGUNTAS

Poderosas Preguntas América Martínez Sánchez ammartin@itesm.mx

Originalmente publicado en El Facilitador. El periódico de la educación. México. Querétaro, Qro. Enero, 2013.

¿Cómo puedes aprovechar el poder que tienen las preguntas, en tu rol de padre de familia, maestro o gerente? Sin duda, formular y plantear preguntas resulta una práctica cotidiana en nuestras vidas. Hacemos preguntas, en general, cuando nos resulta necesario, útil o satisfactorio obtener información relevante o ampliar el conocimiento sobre algo. Pensemos cuántas preguntas hemos formulado el día de ayer, el día de hoy. Probablemente, nos percatemos de que hemos planteado un número considerable de preguntas. Formular preguntas, en general, es una manera natural de recabar información que requerimos para satisfacer alguna necesidad; las preguntas, en este sentido se definen como expresiones lingüísticas utilizadas para realizar una solicitud de información.

Sin embargo, entre los diferentes tipos de preguntas y las diferentes intenciones que éstas pueden tener, existe un tipo especial que conlleva características específicas y una intención diferente. Me refiero a las preguntas que planteamos a fin de generar un proceso de reflexión, concientización y aprendizaje en otras personas, por lo que la respuesta, es especialmente relevante para quien la responde, más que para quien la plantea.

Este tipo de preguntas se llaman Preguntas Poderosas y son una aportación que nos hace el campo del Coaching y una herencia del método de la Mayéutica que aplicaba Sócrates. El calificativo de Poderosas, responde al gran impacto que estas preguntas ejercen en el aprendizaje y en el logro de metas de las personas a quienes se les plantean. Por ello, las Preguntas Poderosas, se pueden definir como expresiones lingüísticas que se utilizan para propiciar un proceso de aprendizaje personal que conduce y enfoca hacia el logro de metas.

El profesional del Coaching es quien tiene amplia experiencia en la elaboración y aplicación de Preguntas Poderosas, sin embargo, éstas son un recurso muy valioso, que en nuestro rol de padres, maestros o gerentes; en casa, en la escuela o en la empresa, respectivamente, podemos utilizar y obtener grandes beneficios.

A través de las Preguntas Poderosas podemos impactar positivamente el proceso de aprendizaje y de logro de metas de nuestros hijos, estudiantes o integrantes de los equipos de trabajo en la empresa y, de esta manera, ser más eficientes en nuestro rol de padres, de maestros o de gerentes. Las Preguntas Poderosas pueden clasificarse por su intención específica, pero en general, se dirigen a que, la persona a quien se le plantean, genere las mejores condiciones personales para el logro de metas de cualquier índole; las metas que le conduzcan a construir la mejor versión de sí mismo/a. Su objetivo general es “mover” de una perspectiva limitada a otra que permita mayores posibilidades hacia el logro de metas.

Por ello, las preguntas poderosas tienen ciertas características que nos permiten asegurar que mueven productivamente la mente y la emoción hacia el logro de metas y a obtener aprendizajes. Estas características aparecen en la siguiente figura y posteriormente, se describen.



Una pregunta poderosa se plantea de tal manera que ayuda a la persona a quien se le plantea, a enfocarse hacia el futuro. La energía, atención y pensamiento se dirigen, así, hacia lo que se desea lograr a partir de ese momento y se fortalece la idea del logro de la meta. Asimismo, la pregunta poderosa mueve a la acción y orienta a la persona, hacia lo que es necesario realizar para caminar hacia la meta que se quiere lograr. La pregunta poderosa incluye en su contenido, supuestos positivos y útiles acerca de la situación y de la persona a la que se le plantea, es decir, contiene aspectos que nutren una  perspectiva positiva y rica de recursos personales que aseguran el logro de la meta, por ejemplo, cualidades, talento y experiencia de la persona, logros que ha obtenido, posibilidades que el contexto ofrece, entre otros. Estos elementos se incluyen explícita y objetivamente en la construcción de la pregunta.

La pregunta poderosa se hace, en general, en términos de ¿Qué…? debido a que de esta manera, la pregunta es específica y se enfoca a identificar y generar opciones; a veces conviene plantear una pregunta en términos de ¿Cómo…? para propiciar que la reflexión se dirija a determinar  acciones  y describir. En general, se evita preguntar ¿Por qué? ya que puede entenderse como cuestionamiento,  reclamo o el requerimiento de una justificación, aspectos que ayudan muy poco a enfocarse al futuro, a la acción y a las posibilidades que se pueden construir para lograr la meta.

La pregunta poderosa incluye enfáticamente, la orientación hacia la persona a quien se le plantea la pregunta (se incluye en general “Tú” o “Usted”), ya que se pretende que la persona asuma la responsabilidad de su proceso de aprendizaje; de las acciones que decidirá emprender y de las condiciones que deberá generar hacia el logro de su meta, promoviendo así, la autodeterminación del individuo, en el marco de un acompañamiento cercano que hace el padre de familia, el maestro o el gerente.

Supongamos que un hijo, estudiante o colaborador de un equipo de trabajo, se encuentra en medio de una situación en la que los resultados de su actividad no son los que se esperaban. ¿Qué efecto tendría si los padres, maestros o gerentes, le preguntaran de la siguiente manera?:

¿Por qué no pudiste lograrlo?, ¿Qué te pasó que te fue tan mal?

Muy probablemente, se generaría una perspectiva que no da lugar al aprendizaje y que conduce a ver al pasado en vez de ver hacia el futuro; se enfoca en encontrar el “por qué no” en vez de buscar el cómo sí se podría lograr la meta; provoca asumir la experiencia como un “fracaso”, en vez de revalorarla como una experiencia positiva de la que se desprende un aprendizaje importante y útil para el futuro.

¿Qué efecto tendría si los padres, maestros o gerentes, le preguntaran de la siguiente manera, haciendo uso del poder de las preguntas?:

¿Qué aprendes de esta experiencia, que es de utilidad para lograr tus metas en momentos futuros de tu vida?

¿Qué cualidades tienes que te conducen a lograr tu meta?

¿Qué harás para lograr tu meta?

¿Cómo vas a empezar el camino hacia tu meta?

Estás preguntas, son solo algunos ejemplos de la forma en que se pueden plantear Preguntas Poderosas en este caso o similares. Estas preguntas son poderosas porque están implicando que hay aprendizaje, que la experiencia vivida es de utilidad, que hay cualidades que tiene la persona que puede utilizar en el futuro inmediato y, son preguntas, que conducen a la acción. El “¿Qué?”  y el “¿Cómo?” abren a la descripción y a la construcción de ideas y de nuevas posibilidades. Muy probablemente,  a través de dichas preguntas poderosas, promovamos que nuestro hijo, estudiante o colaborador, construya, con esa misma experiencia, una perspectiva positiva, más enriquecida y que lo ubica en una posición de mayor autoestima, autocontrol y autodeterminación.

Una vez que sabemos sobre las Preguntas Poderosas, muy probablemente, tenemos una mayor conciencia de lo que preguntamos y de cómo lo preguntamos, de tal manera que desde que formulemos una pregunta, estaremos ya pensando en que ésta propicie posibilidades y generen perspectivas positivas.

Y Tú, padre de familia, maestro, gerente, ¿qué acciones vas a realizar  para perfeccionar  y usar productivamente en tu familia, con tus estudiantes, o con tus colegas, el poder que tienen las preguntas?

   

Referencias:

Grupo IMPEL (2012). Preguntas Poderosas. Material de Trabajo.

Martínez, A. et al. 2012. Gestión Estratégica del Capital Humano con base en Coaching Empresarial. ITESM. Material Académico.

 

Deja tu comentario

blog comments powered by Disqus
Noticias

Conferencia magistral: "Social Media, Web 2.1 and PM". Ver más

CONVOCATORIA REVISTA Ide@s Concyteg No. 107. Ver más

Conferencia "Identidad digital y empleabilidad". Ver más